BORDADOS - AIN PUBLICIDAD

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

BORDADOS

SERVICIOS

BORDADO
AIN PUBLICIDAD
desde hace 6 años posee la mejor infraestructura mecánica del mercado. Contamos con una bordadora de 6 cabezas dedicada a la producción de grandes cantidades de prendas reduciendo así  los tiempos de entrega sin perder nuestra calidad y cumplimiento. Adicionalmente contamos con otra bordadora  de una cabeza especializada para bordados individuales o producciones de baja cantidad. Esto nos convierte en una compañía versátil dedicada a satisfacer a nuestros clientes con la misma calidad para bordados de producciones altas hasta bordados de piezas individuales TAJIMA siendo nuestra marca aliada en tecnología nos proporciona gran confiabilidad para garantizar la óptima calidad de todos nuestros bordados.

PROGRAMACIÓN
En
AIN PUBLICIDAD nuestro personal en programación cuenta con la experiencia  necesaria para asesorarlo de la mejor manera para que su satisfacción sea nuestra prioridad principal.
El programa  tiene como mínimo un costo de $25.000 para artes sencillos, este costo puede variar dependiendo la complejidad.
Si usted envía el archivo  debe hacerlo en estos formatos:

.DST   .EMB   .PES   .PXF


HISTORIA
El bordado es un arte que consiste en la ornamentación por medio de hebras textiles, de una superficie flexible, generalmente una tela.

Los romanos llamaban a esta ornamentación plumarium opus, en virtud de la semejanza que tienen algunas de estas labores con la pluma del ave. También la denominaban opus phrygium ya porque la obtenían del comercio con los frigios quienes a su vez la traían de oriente o ya por suponerla de procedencia e invención frigia. Y como se consideraba en el bordado un procedimiento similar a la pintura llamaban a las vestiduras bordadas túnica picta o toga picta, o bien túnica palmata, aludiendo a los bordados en forma de palmetas con que las adornaban.

Los hilos que se emplean en el bordado son los mismos que sirven para el tejido pero sobre todo se utilizan los de seda, lana y lino, todos con variados colores y los de plata y oro con las formas diferentes que se adoptan en tejeduría. Con ellos, se ensartan a veces gemas, perlas, abalorios y lentejuelas metálicas. Atribuyó Plinio el Viejo al rey Átalo I de Pérgamo (siglo III a. C.) la introducción de los hilos de oro en el bordado y por esto llamaban los romanos a las piezas así bordadas o tejidas attálicus amictus y también auriphrygium si sólo eran bordadas.

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal